Introducción

150 150 Juan Luis Rubiales

Introducción

Cádiz es una hermosa provincia andaluza situada al sur de España, cuna del Flamenco y los Toros. Grandes artistas de la talla de Camarón de la Isla, Lola Flores, Pansequito y José Mercé, en lo que a Flamencos se refiere. Guitarristas como Paco de Lucia y Francisco Cepero, así como los más grandes toreros de este país, Paquirri, Ruiz Miguel, Rivera Canales, y un largo etcétera que no les enumerare para así no aburrirles.

Es de estas mismas fuentes de donde se nutre nuestro personaje, hombre tímido en apariencia, aunque picarón cuando se le conoce. Dulce y sobre todo amigo, León Camacho Bruel, nacido un 5 de Noviembre de 1932 y de familia acomodada, sus primeros estudios los hizo en el colegio de los Marianistas, en San Felipe Neri. A los 11 años paso al Seminario San Bartolomé de Cádiz, para estudiar Sacerdote. Allí estuvo 4 años, aunque comprendió que eso no era lo suyo y lo dejo.

Su padre que era sastre y dueño de un comercio, quiso que el siguiera el oficio, el cual también empezó… aunque tampoco termino.

A vista de pájaro, divisamos la Capital de Cádiz, la cual está custodiada por unas murallas de piedra y una sola entrada llamada, “Las Puertas de Tierra”, ciudad de pescadores y calles estrechas pavimentadas con piedras, cuyas aguas le han dado el sobrenombre de “La Tacita de Plata” por el brillo que estas desprenden.

Cádiz, donde el Arte y el Salero ha tocado todas sus vidas en más de tres mil años de historia, de las cuales hoy sólo una nos atañe, sucedida en los últimos setenta y siente años.

Es la historia de una persona con Arte, Salero, valiente y aventurero donde los haya, fue Charlatán de Feria, Trilero, Tahúr, y Mago… fue Maestro, casi Sacerdote, Legionario y Héroe de guerra, incluso del equipo de natación de la Falange, ayudante de dentista, también fue Bohemio y director de hotel, fue muchas cosas y otras no… ¿o quizás si?,…

Capítulo I

Author

Juan Luis Rubiales

Me encanta el Ilusionismo como vehiculo de la transmisión de la emociones, soy aficionado a las caricaturas y el dibujo. Aparte me gusta conocer mundo, debido a mi trabajo he conocido EEUU, Inglaterra, Italia y muchos recovecos de España.

Todos los relatos por: Juan Luis Rubiales
11 comentarios
  • Juanlu

    Comentaros primero que soy un pésimo escritor, pero que me ha dado la neura de escribir una novela por entregas sobre mi Maestro, León Camacho y su vida.

    Espero disfrutéis leyéndola, tanto como yo escribiéndola. Si algún capitulo tarda más que otro, tened en cuenta que voy escribiendo y publicando sobre la marcha, así que habrá algunos capítulos que tarden más que otros.

  • Daroca

    Esta sorpresa sí que no me la esperaba. Qué suerte tenemos de poder saber más de la vida de esta figura de la magia. No conozco personalmente a León Camacho, pero sí he podido percibir en vídeos su dulzura -como bien especifica Rubiales-, su sencillez, su humildad encantadora y su simpatía.

    También se revela la nobleza de Rubiales, rindiéndole este homenaje en forma de biografía que quedará para la historia de la magia andaluza y española. De bien nacidos es ser agradecidos, y un alumno debe a su maestro mucho más que las enseñanzas. Además, por las trazas parece una vida muy interesante y digna de ser contada por sí misma, aunque no tuviera relación con la magia.

    Por otra parte, estamos pendientes de que salga a la luz, en el blog de Escolano, un programa de la televisión de Puerto Real en donde podremos admirar a León Camacho durante un buen rato.

    Y sobre todo, da gusto imaginar lo contento que se debe sentir León al ser entrevistado para recoger datos sobre su vida, y luego verlos reflejados en esta biografía. No tengas prisa, Juan Luís, exprime bien sus recuerdos y tarda lo que tengas que tardar. Que la literatura, la magia y las caricias, cuanto menos rápidas mejor.

  • Juanlu

    Va a ser una novela extraña; aqui no por estar en abierto, pero luego, a esta novela se le sumaran textos dentro de algunos capitulos en los que se explicaran juegos, pero sin partir el relato de la misma.

    De estaforma, nosotros nos enteremos y aprenderemos a la misma vez que él…vamos que asistiremos al momento en el que a él, le explicaron sus juegos o técnicas y lo aprenderemos juntos.

    Va a ser un libro de magia, un tanto especial.

  • Daroca

    Desde luego, uno de los libros más originales de magia que puede haber.

    No sé si hay posibilidad de hacer blogs con contraseña y que se pueda hablar de magia como Dios manda. Yo creo que algo habrá por ahí. El aspirante a lector escribiría un email al autor del blog y éste le enviaría algunas preguntitas sobre Ilusionismo. Si se devuelven bien contestadas, a juicio del autor, se le registraría, se le daría la contraseña y tendría acceso a un blog en donde se podría hablar de todo, de explicaciones de juegos, de técnicas,… vamos,»en román paladino, en el qual suele el pueblo fablar a su veçino».

    A lo mejor entraría menos gente, pero compensaría y es posible que no se quedaran muchos fuera. A lo mejor, en los blogs de magos no entran tantos profanos o superprincipiantes como creemos, no lo sé.

  • Magnero

    Hola a todos, lo primero darle la enhorabuena a Rubiales por hacernos partícipes de esta novela que seguro será la leche y segundo por habernos dicho que estabas en presente también en el ciberespacio jejeje.

    Daroca, por experiencia te diré que aunque el administrador envíe un cuestionario para que lo devuelvan contestado siempre estará el listo de turno que intentará lucrarse y por el módico precio de un sms facilitará cualquier respuesta. Es triste pero cierto.

    Un saludote y ánimo que todo es empezar.

  • Daroca

    Hola Magnero. Creo que sé quien eres, un abrazo. Es verdad lo que dices. Aun así supondría una criba grande, pero es verdad que se escaparían de la criba los que contactarano con el listo de turno, es cierto.

    Si tuviera que proponer yo un test de este tipo, me construiría una larga lista de preguntas que se me fueran ocurriendo a lo largo de varios días, y para cada usuario seleccionaría diez, en plan de copiar y pegar al azar. De esta forma, prácticamente no habrían dos exámenes iguales (no creo que fuera mucho trabajo corregirlos porque no creo que fueran demasiados). Aunque también estaría la escapatoria de que el curioso enviara el examen al listo para que se lo resolviera, pero ya se disminuiría la criba un poco más.

    Así mismo, entre esas preguntas sobre contenidos, preguntaría algo sobre su vida mágica, en qué asociación está, qué amigos tiene, qué juegos hace, qué magos son sus preferidos y por qué, para valorar por sus respuestas su verdadera afición. Todo esto también podría contestárselo el amigo conocedor, pero ya tendría que inventarse un rollo para cada curioso que quisiera meter de extranjis.

    Y los pocos curiosos que entrarían atravesando esta línea Maginot, me daría igual que leyesen el blog, porque habrían demostrado interés, ganas y afición para leer mi blog, cuando hay tanto juego revelado por ahí. No consideraría un grave perjuicio la entrada de esos pocos curiosos, que más bien creo que serían reales aficionados.

    Bueno, ya he terminado de degustar este capítulo de la vida de León. Espero el siguiente. 🙂

  • Magomurga

    Bueno rubiales, tengo lo que me pediste aqui, por soporte informático. Ya sabes que te apoyo al máximo con lo de tu novela, y tengo que comentarte un par de cositas, si? En cuanto puedas conectarte, me dices algo y si no estoy conectado, me escribes igual, que ahora mismo estoy trabajando de canguro y tengo menos tiempo para internet, pero más para practicar misdirection.. ^^

    Luego hablamos, rubiales!!!

  • Melgar

    Amigo Juan Luis: De la forma que hablas de León, ya se ve que existe en tí una profunda admiración y mucho más hacxia esta persona y además transmites a los que te leen esa admiración hacia esa persona, aún sin conocerla. ¡ Pero cuando hablan de tí así, por huevos tiene que ser buena persona…..! Me parece mucho.
    Un abrazo tocayo y sigue así.
    Melgar

  • cor3

    Muy buena iniciativa la verdad que la historia siempre es una fuente de sabidurías y experiencias.
    Esperamos impacientes los demás capítulos.

    salu2!

  • Santa

    Hey, muy bueno Rubialín, me gustará recordar las peripecias que he oido de él y conocer otras muchas que seguro que se han quedado bien por verguenza o por modestia por su parte. Te dás cuenta enseguida, cuando hablas con él, que se trata de una persona «especial».
    Un brindis virtual por nuestro amigo León Camacho.

Los comentarios están cerrados.